viernes, 24 de mayo de 2013

Conversaciones bajo el Ojo y un dragón en la espalda

Dos razas encontradas, que no desean sino el exterminio mutuo, descubren los lazos que unen y no la sangre que los separa...

- Una pena que nuestra sangre siempre nos lleve al odio visceral.

- Soy mestiza, ¿recuerdas? Es la mitad de odio.

- Cierto. Pensaré en ello cuando tenga nas de matarte... Soy hacha, soy guerra...

- Eres hacha y yo lanza, no somos tan distintos.

- Yo soy roca y tú bosque...

- Sí. Ambos bañados por la luz de los Astros, erosionados por el agua, acariciados por la misma brisa y habitados por la misma esencia de la vida...




Las mareas no esperan a que el barco esté listo para zarpar.
Capitana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada